Las firmas de auditoría, consultoría y asesoramiento fiscal afrontan estos días un desafío empresarial sin precedentes provocado por el COVID-19. Las empresas siguen precisando de sus servicios con la máxima celeridad y los equipos profesionales de las firmas de Grupo20 siguen trabajando “con calidad y eficacia, gracias a las nuevas tecnologías”, afirma Mercè Martí (Kreston Iberaudit), presidenta de Grupo20.

Teletrabajo y herramientas digitales

“El teletrabajo, la nube, las videoconferencias…nos facilitan la interrelación tanto interna como externa”, asegura Mercè Martí. Las herramientas utilizadas son muy variadas, “utilizamos el Escritorio remoto y Google Hangouts, Zoom y Skype” explica Lluís E. Guerra (Auditia) y, como firmas medianas acostumbradas a mantener una estrecha relación con sus colaboradores/as, los miembros de Grupo20 intentan estar lo más “cerca” posible de sus clientes/as “para seguir dándoles confianza y seguridad”, afirma Josep Serra (Bové Montero). “Trabajamos a distancia, gracias a las herramientas tecnológicas actuales y potenciando al máximo la comunicación y colaboración entre los equipos y el cliente” añade Juanjo Poo (Uniaudit Oliver Camps). Por su parte, Ramon Riera (ViR AUDIT), miembro de la Junta Directiva de Grupo20, ha observado que “ha aumentado significativamente el uso de firma electrónica por parte del cliente en documentos como cuentas anuales y cartas de manifestaciones, así como en los informes de auditoría”.

La rápida adaptación de las firmas de Grupo20 a esta nueva situación se ha producido con mucha efectividad gracias a la adecuada estructuración y cohesión empresarial de las compañías y también, en parte, a que el teletrabajo ya estaba implantado en muchas de ellas. “Seguimos utilizando las mismas aplicaciones y programas, el trabajo a distancia ya estaba presente”, asegura Noelia Acosta (Audiaxis), miembro de la Junta Directiva. “Gracias a que ya trabajábamos en la nube, no hemos tenido problemas para aplicar el teletrabajo” manifiesta Josep Suades (Pleta). La generalización del teletrabajo en las firmas es un hecho: “en condiciones normales ya estábamos utilizando intensivamente las nuevas tecnologías y ahora hemos incrementado sustancialmente el uso de plataformas de comunicación como Zoom, TeamViewer o Skype” asegura Joan Siurana (Moore Addveris), miembro de la Junta Directiva. “Trabajamos desde casa, con organización, imaginación y creatividad” explica Lluís E. Guerra (Auditia).

Reuniones virtuales y chat de contacto permanente

El contacto entre los/as profesionales sigue siendo primordial para el buen funcionamiento de las firmas. Pere Ruiz (Faura-Casas), vicepresidente de Grupo20, explica: “en nuestra firma mantenemos como mínimo una reunión virtual semanal con todo el equipo para informarles de las medidas para adaptarnos a una situación compleja y cambiante”. Además, han creado “teams” por áreas, lo que asegura les permite “mantener un chat de contacto permanente entre los equipos y videoconferencias siempre que sea necesario”. A efectos de la coordinación interna, Joan Siurana (Moore Addveris) declara: “hemos creado un grupo de WhatsApp y efectuamos una videoconferencia semanal con nuestro despacho y con todos los socios de la Red Moore en toda España para intercambiar las experiencias en este escenario extraordinario en el que estamos inmersos”.

En estos momentos de especial preocupación por la propagación de los contagios, las firmas de Grupo20 están colaborando para mitigar los efectos de esta crisis sanitaria: “Nuestra prioridad ha sido preservar la salud de todo el equipo. Y ahora estamos desarrollando nuestra actividad desde nuestros domicilios con total normalidad, con reuniones de seguimiento y control interno” explica Josep Serra (Bové Montero).

Retorno progresivo

Con la reducción de la tasa de crecimiento de la pandemia, las firmas se preparan para la vuelta a la normalidad. “Tendremos una acumulación de tareas durante los meses posteriores al fin del estado de alarma, que deberemos gestionar con mucha eficiencia” explica Juanjo Poo (Uniaudit Oliver Camps). Joaquín Martín (Audalia Nexia) asegura que su firma no tendrá problemas para adaptarse a la vuelta a la normalidad, aunque por parte de sus clientes “algunos acusarán mucho esta crisis, sectores como el turismo y todo lo que él arrastra como transporte o restaurantes, sector del automóvil, etc.” Enric Paredes (GPM Auditors) prevé “un retorno progresivo a la actividad en dos o tres meses desde que se levante el estado de alarma”. Ramon Riera (ViR AUDIT) cree que “la vuelta a la normalidad será lenta con un restablecimiento gradual de la actividad.” Para Joan Siurana (Moore Addveris) la vuelta a la normalidad será “paulatina y con muchos interrogantes”“Estoy convencido de que esta pandemia marcará un antes y un después en la manera de trabajar de muchos sectores económicos, entre ellos el de la auditoría. El teletrabajo ha venido para quedarse. Por supuesto también cambiará la manera de relacionarnos: se reducirán las reuniones presenciales, se minimizarán los viajes de negocios, etc.” asegura Siurana.

La vuelta a los despachos irá acompañada también de “un sentimiento de alivio y una gran incertidumbre por cómo evolucionará la economía”, asegura Josep Suades (Pleta). Aunque todo el camino recorrido ofrece también, según Josep Serra (Bové Montero)“una oportunidad para aprender nuevas maneras de trabajar y relacionarnos”. Para Pere Ruiz (Faura-Casas), esta vuelta a la normalidad será además un momento que “viviremos con alegría y en el que podremos reencontrar el contacto personal con nuestros/as clientes/as”.

La evolución de la economía una vez superada esta crisis es aún un interrogante y “estará influenciada por un entorno mundial de incertidumbre que requerirá de un periodo significativo de estancamiento a nivel global” asegura Juanjo Poo (Uniaudit Oliver Camps). Enric Paredes (GPM Auditors) cree que “para algunos el retorno será más arduo, para otros puede representar una gran oportunidad”. Según Joaquín Martín (Audalia Nexia) “la evolución económica será dura y en forma de U”. “Nos espera un desafío sin precedentes, pero con trabajo y dedicación lo superaremos” asegura Mercè Martí (Kreston Iberaudit). Por su parte, Lluís E. Guerra (Auditia) afirma: “necesitaremos tiempo para recuperarnos a pesar de que la actividad se retomará”.

Necesidad de financiación y planes estratégicos

Noelia Acosta (Audiaxis) augura una “recesión económica provocada por la bajada del consumo, la disminución de los ingresos, la parada de la producción, etc.” que nos llevará a “la necesidad de financiación y a la realización de un plan estratégico para buscar la viabilidad de los proyectos”. En un momento de incertidumbre total, Josep Serra (Bové Montero) pide “conservar la calma, tener paciencia y confiar en nuestros/as gobernantes”. Por su parte, Josep Suades (Pleta) también considera que “la evolución económica dependerá mucho de las ayudas de los gobiernos y de la solidaridad de todos los agentes económicos”. Ante esta situación tan compleja, Pere Ruiz (Faura-Casas) confía en “el espíritu emprendedor y la fuerza del tejido empresarial” y en que “las administraciones públicas tomen las medidas adecuadas para ayudar a la reactivación económica”. Las consecuencias económicas de la pandemia serán muy significativas a la vez que difíciles de prever. Joan Siurana (Moore Addveris) cree que “se tardarán años para volver a situar la economía al nivel conseguido con anterioridad a la pandemia y habrá muchos sectores económicos que deberán replantearse profundamente su estrategia de futuro”. Según Ramon Riera (ViR AUDIT) veremos “una recesión muy significativa de la economía mundial, acotada en el tiempo y centrada en el año 2020, con una caída muy elevada del PIB, cierres de empresas y destrucción de empleo”. No obstante, Riera confía en que “los estímulos fiscales y monetarios que acuerden los gobiernos sean suficientes para reactivar en el año 2021 la economía”.

Cómo debe prepararse el sector empresarial para superar el Covid-19

Como profesionales del sector de la auditoría con una dilatada experiencia, los miembros de Grupo20 están estudiando la actual situación económica con el fin de “analizar las amenazas y las oportunidades del momento, estableciendo planes de acción con rapidez, que ya iremos modificando con el tiempo y los acontecimientos” asegura Noelia Acosta (Audiaxis).

Cash is king, la tesorería como principio básico

Grupo20 está formado por “firmas muy bien estructuradas, cualificadas y con una alta capacidad de adaptación y estas cualidades nos dan una habilidad de responder y dar soporte a nuestros/as clientes/as en estos momentos difíciles” afirma Enric Paredes (GPM Auditors) y añade “Cash is king, la tesorería como principio básico”. Por su parte Juanjo Poo (Uniaudit Oliver Camps) pide una “gestión eficiente de los recursos y máxima prudencia y coherencia en las decisiones a adoptar”. Joaquín Martín (Audalia Nexia) opina que “las empresas tendrían que financiarse de forma que puedan aguantar hasta que la demanda vuelva a su estado normal”. Ante una posible crisis económica, Joan Siurana (Moore Addveris) cree que haría falta “un gran pacto de Estado entre todos los agentes económicos y políticos en el que impere más que nunca el sentido común, la solidaridad y la generosidad y se dejen de lado los intereses particulares de cada uno”.

Anticipar decisiones futuras

Frente a un futuro incierto, Josep Suades (Pleta) pide “la máxima prudencia y mantener la calma”. Mercè Martí (Kreston Iberaudit) también reclama prudencia y optimismo, “pero sobre todo intentar no parar”. Lluís E. Guerra (Auditia) cree que no debemos dejarnos llevar por la histeria colectiva y también es positivo, “debemos actuar decididamente en aquello que controlamos para conseguirlo, centrarnos en la comunicación y transmitir mensajes sensatos, honestos y basados en información contrastada y, finalmente, cuidarnos mucho”. Para Pere Ruiz (Faura-Casas) es momento de analizar la situación de cada negocio, sin tomar medidas apresuradas, adaptar la forma de trabajar y de relacionarse. “Aprovechemos esta situación para optimizar las organizaciones, mantener los equipos activos y motivados. Las decisiones que anticipemos ahora nos serán muy útiles cuando todo haya pasado, que pasará” asegura Pere Ruiz. Por su parte, Josep Serra (Bové Montero) cree que “el gran consejo es tener ESPERANZA en el futuro”.